El triunfo del marketing en la era de la agilidad

Por Melinda McLaughlin  |  11 de mayo de 2021

*Este artículo fue escrito para ANA Marketing Maestros y se publicó primero en la página web de ANA.

Agilidad significa moverse de forma rápida y fácil. La palabra «fácil» es el problema al que debe enfrentarse el sector. Hoy en día, las claves para el éxito creativo y mediático no tienen nada que ver con el pasado. Pero el proceso intermedio de la ejecución está atascado en el pasado, lo que frena a las marcas.

No prestar atención al sinfín de pasos rutinarios que implica activar una campaña es algo que, aunque no se haga de forma intencionada, echará por tierra incluso la publicidad de marca más brillante y la estrategia mediática mejor planeada. La buena noticia es que, al igual que pasa con los puzles, la última pieza es la más fácil.

Puede parecer simplista y obvio, pero todos los equipos de todas las regiones deberían correr esta carrera de relevos de la ejecución dentro de una única plataforma de trabajo, que sea global, integral y en la nube.

Para aclararlo, me refiero a todos los pasos metódicos relacionados con la gestión de los recursos creativos, preparación de los recursos, gestión de los derechos de imagen, tráfico, autorizaciones, distribución y publicación de anuncios. Sería arriesgado tratar estos aspectos de forma aislada. Todas estas funciones están interrelacionadas, y solo una tecnología unificada puede unirlas todas para permitir una ejecución impecable y mitigar los riesgos.

Los profesionales del marketing demandan agencias creativas que estén centradas en su consumidor, su marca y una gran creatividad. Quieren que sus agencias de medios se centren en el laberinto de canales a través de los cuales pueden hacer llegar los vídeos a los mejores clientes en potencia. Nadie quiere que la complejidad y la logística supongan un obstáculo o un gasto desorbitado, o que comporten multas inesperadas por derechos de imagen.

El proceso de trabajo, increíblemente complicado e interrelacionado, debería ser supervisado por expertos en una plataforma unificada que se encargue de todo y que no haga nada más.

Todo va a mejor. Cuando los responsables de la logística operativa se unen en un proceso de trabajo coordinado e integrado, el beneficio final para las marcas no solo es una mayor velocidad, productividad y control de los recursos, sino que el propio proceso de trabajo desvela datos e información que servirán para optimizar las campañas.

La agilidad es quizá la característica más importante para el éxito de los profesionales del marketing en la actualidad y en un futuro marcado por el cambio constante. No solo hay que moverse rápido, sino también con facilidad. Solo entonces los equipos podrán llevar las increíbles historias de las marcas por la intrincada cadena de suministro, hasta llegar a todas las pantallas en todos los lugares según lo planeado.